Si no sabes cómo organizar tu tocador, te compartimos unos cuantos secretos

¿Qué mejor satisfacción puede existir que tener tu colección de maquillaje en perfecto orden?

Sin duda alguna hay muchas otras, sin embargo, cuando se trata de tener limpio y ordenado nuestro espacio personal, no hay nada mejor que eso, especialmente después de haber pasado la mayor parte del año pasado encerrados en casa mirando lo desordenado que quizá está todo y sin muchos ánimos de re acomodar. 

Pero tenemos que decirte algo de suma importancia: El orden está directamente relacionado con la salud mental«, dice Kristyn Ivey, estilista casera y experta en limpieza al estilo KonMari.

«Esta también es una verdadera forma de cuidado personal«. Así que aquí tenemos nuestro regalo adelantado para ti: una guía completa de consejos que te acompañarán en tu viaje para ordenar de una vez por todas tu tocador y productos de belleza,

PASO 1: Haz una purga oficial
Comienza por verificar las fechas de vencimiento

Una vez que se acerca o pasa la fecha de vencimiento, los ingredientes activos y los conservantes comienzan a perder eficacia, lo que se resume en una sola cosa: tus productos no funcionarán tan bien como antes y te estarás poniendo en riesgo de sufrir una irritación o infección.

Si no ves la fecha de caducidad en cualquier producto, el consejo es que recuerdes esto: todo lo que se acerque a los ojos debe desecharse después de 3 a 6 meses y todo lo que vaya sobre tus labios después de los 12 meses

Los productos faciales líquidos y en crema como la base y el rubor, podrían durar hasta un año después de abiertos, y las fórmulas en polvo se pueden extender hasta 18 meses.

Consejo profesional: si cuando compraste el producto no viene marcado con una fecha de vencimiento, entonces anota el mes y el año cuando lo abriste en un trozo de cinta adhesiva y pégalo en el producto para referencia más adelante.

Tira cualquier cosa que se vea o huela raro

Incluso si la fecha de vencimiento no ha pasado, la exposición a dedos sucios, un almacenamiento inadecuado o dejar el producto sin tapa durante demasiado tiempo puede hacer que tus productos hayan generado gérmenes.

Si el color se ve mal, la textura ha cambiado, o si hueles algo extraño, entonces es hora de tirar eso lo antes posible.

Y sí: las herramientas de belleza también deben desecharse: Una señal de que tus brochas necesitan ser reemplazados es si no vuelven a su forma original después del lavado.

Dile adiós a los productos que realmente nunca usarás

¿Tienes un bonito lápiz labial brillante sin abrir desde 2017? ¿O qué tal esa bonita pero inútil paleta de 20 tonos que era necesario comprar pero que nunca usaste porque no sabías cómo?

Lo sentimos, pero es hora de decir adiós. Sin embargo, si insistes en seguirlos guardando por aquello de “Que tal si lo necesito algún día«, sólo podemos decirte que esa mentalidad en realidad es un boleto seguro a vivir por siempre en el desorden y la acumulación.

Sí, está bien, también estamos de acuerdo en que no tienes que ser drástica y tirar todo a la basura.

Considera donar algunos de tus productos de maquillaje sin usar, sin vencimiento o ligeramente usado.

PASO 2: Desinfecta todo lo que quede

Para estas fechas del año, la verdad es que nuestras habilidades de desinfección están en su punto más alto, pero ¿le has dado a tu maquillaje el mismo amor que a las manijas de tus puertas?

Si respondiste que no, entonces lamentamos tener que compartir contigo este hecho: el 90% de los productos en tu bolsa de maquillaje están contaminados con bacterias como estafilococos y E. coli. Así que sí: necesitas limpiarlos ya

Las herramientas

Es un hecho sumamente marcado que las brochas y las esponjas de maquillaje deben lavarse después de cada uso, pero hay que ser honestos, la verdad es que nadie tiene tiempo para eso, pero un súper tip que podemos darte es que entre usos, rocía tus herramientas con alcohol isopropílico al 70%.

Pero recuerda que al menos una vez al mes, deberás limpiar profundamente todas tus brochas con agua tibia y un limpiador de brochas de maquillaje. Un shampoo suave funcionará perfectamente..

Si usa esponjas, estas son más propensas al crecimiento bacteriano, por lo que querrás darle a estas herramientas un buen lavado cada dos semanas con un limpiador de cepillo sólido y un jabón neutro o incluso un buen limpiador líquido de trastes que desinfecte tus herramientas.

Para tus productos

Aquí vamos a comenzar con los productos de ojos, porque nadie quiere que le dé conjuntivitis.

Los lápices y crayones deben afilarse al menos una vez a la semana para revelar una punta nueva antes de usarlos; también deben rociarse ligeramente con el mismo aerosol de alcohol que usaste antes en tus herramientas.

Sabemos que muchas veces es difícil hacer este proceso, pero los productos como lápices labiales, correctores en crema, iluminadores o productos en barra tienden a contaminarse con mucha facilidad.

Si sientes que te ha pasado porque se te cayó al suelo o alguien lo tomó sin permiso, puedes usar un cuchillo para cortar la capa superior del producto y obtener una versión fresca y nueva.

El empaque exterior también debe limpiarse cada pocas semanas con una toallita desinfectante.

PASO 3: Modifica tu sistema
Si quieres ser un minimalista simplificado:

Actualiza tu bolsa ziplock donde guardas todo dentro de tus cajones y mejóralo con un elegante y práctico estuche que mantendrá ordenado tu maquillaje de uso diario en sus compartimentos.

Clarity Jumbo Jetset de Truffle
Puedes comprarlo en Amazon

Si eres más un acaparador que un acumulador:

Primero, hagas lo que hagas, no gastes dinero en esos grandes cajones o contenedores de plástico opaco: por muy prácticos que parezcan, en realidas son agujeros negros en los que tus cosas se perderán en el espacio.

En lugar de eso, consigue organizadores de maquillaje de acrílico transparente, los cuales dejarán todo a la vista, lo que te hará más responsable en el departamento de organización.

Comienza con algunos cajones apilables que sean lo suficientemente altos como para que quepan cosas como productos de tamaño completo y aceites; también otros que sean lo suficientemente anchos para albergar paletas, polvos compactos y otros.

Otros organizadores muy útiles son las bandejas de lápiz labial escalonadas y tubos para almacenar cualquier cosa larga y delgada, como lápices, crayones, barras, máscaras y brochas.

Para mantener todo de forma funcional, agrupa tus productos según cómo, dónde y cuándo los usas, no por cómo se ven; es decir, los productos para los ojos irán sólo con los productos para los ojos.

Puedes comprarla en Shein

3 reglas importantes de almacenamiento de maquillaje

  • Protégelos de la luz solar

Aunque la luz natural es excelente para maquillarse, esta no es tan buena cuando cae directamente sobre tus productos: desde las sombras hasta la base, el sol no debe caer en grandes cantidades y mucho tiempo sobre estos elementos, pues a la larga, cambiará su consistencia.

  • Vamos a olvidarnos de guardar el maquillaje en el baño

En un baño hace calor y la mayoría del tiempo, hay humedad, lo que puede acelerar el crecimiento bacteriano en tus productos y acortar su vida útil.

  • Mantén las tapas bien cerradas

No solo para evitar fugas, sino para evitar que tus productos se echen a perder después de haber estado expuestos al aire. Esta es una regla especialmente cierta para las prebases y las cremas BB que contienen antioxidantes e ingredientes para el cuidado de la piel.

Disponible en Mercado Libre

Sin duda alguna son muchos detalles a evaluar en cuanto el cuidado de nuestros productos de maquillaje y skincare, pero todo sea por el bienestar de estos, los cuales muchas veces no son productos baratos o de tratamiento que debemos cuidar bien, pues los aplicamos en nuestra piel.

¿Qué te ha parecido? ¿Sigues alguna de estas recomendaciones para ordenar tu tocador y cajones?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *