Como hacer una rutina de limpieza facial completa

Si siempre has buscado la mejor manera de que esta rutina de limpieza facial sea lo más completa, sencilla y sobre todo eficaz y no la has encontrado, no te preocupes. Ahora, para que tú ya no te hagas más pelotas. En Glossom nos dimos a la tarea de investigar las mejores y hacer con ellas un arte que realmente ayude a tu rostro y notes más y mejores resultados.

 

Acompañamos a saber como cuidar tu piel.

 

Antes de comenzar a explicar la rutina debes saber que, para que funcione es esencial tener lo que se requiere para emplearla y ser constante. Si lo haces de esta forma, ten por seguro que vas a notar resultados en un plazo razonable.

 

¿Qué necesitas?

  • Jabón líquido neutro
  • Agua mineral
  • Esponja
  • Limpiador facial sin aroma  (para tu tipo de piel)
  • Cepillo facial
  • Algodón, gasa o discos desmaquillantes
  • Tónico facial (para tu tipo de piel)
  • Contorno para ojos
  • Serum facial (para tu tipo de piel)
  • Crema hidratante con protección solar (para tu tipo de rostro)
  • Desmaquíllante

 

Bien, ya sabemos lo que necesitas. Ahora debes sabes que la rutina debes hacerla en por la mañana y por la noche, para que realmente mantengas tu rostro limpio.

Por la mañana:

 

  • Humedece tu cara con un poco de agua natural y aplica el jabón líquido neutro (debe ser líquido y neutro para evitar que tu piel adquiera bacterias y el aroma no afecte tu pH). Con ayuda de una esponja lava tu rostro y retira el jabón con abundante agua fresca, es importante que aunque el clima sea frío, el agua sea fresca.

 

Usa una toalla limpia o de papel y seca con pequeños toques sobre el rostro

(si tu rostro queda húmedo, sólo deja que seque naturalmente)

 

A partir de este momento evita lo más que puedas tocar tu rostro.

 

Aquí es donde complementamos el paso anterior.

  • Humedece tu rostro con agua mineral (apóyate de un rociador) y aplica con una palita facial tu limpiador en las zonas de mejillas, nariz, barbilla y frente (evita el área de los ojos) y posteriormente utiliza tu cepillo para comenzar a lavar en movimientos circulares por las zonas ya mencionadas.

Enjuaga tu rostro con abundante agua fresca y seca dando pequeños toques, al igual que en el paso anterior

*Este procedimiento regulará el pH de tu cara y nutrirá tu piel por el limpiador. Por parte del cepillo exfoliará de manera muy suave y masajeará tu piel, eso dará mejor circulación a tu sangre y más color a tu rostro.

 

  • Ahora que tu cutis está limpio, fresco y seco es momento de utilizar tu tónico. Moja un algodón, gasa o disco desmaquillante y con pequeños toquecitos extiende por todo el rostro, cuello y escote.

*Esto ayudará a cerrar los poros que hayan quedado abiertos, refrescará tu piel y eliminará los restos de limpiador que hayan quedado en tu rostro

 

 

 

  • En este momento deberás aplicar el serum o suero en una cantidad razonable (con poco se hace mucho). Con ayuda de una palita facial aplica en el centro de tu rostro esparcelo hacia el exterior de tu rostro con movimientos circulares, hasta que sientas que está completamente cubierto

*El serum ayuda a hidratar y reparar la piel alisando las arrugas, disminuir la bolsas y mejorar la apariencia de las ojeras

 

 

 

  • Aquí debes ocupar tu contorno de ojos, de igual manera con ayuda de la la palita da suaves toques por el contorno, del centro hacia afuera. Evita llegar cerca de las pestañas para no irritarte.

*Con el contorno hidratas y reparas el área de los ojos, dándoles mejor aspecto.

 

 

  • Aplica tu crema hidratante con bloqueador solar, para el rostro, igualmente con ayuda de tu palita facial.

Por la noche:

 

Comienza por retirar tu maquillaje con ayuda de un desmaquillante que se acomode a tu tipo de piel, esto hará que sea más fácil y evites irritarte. De preferencia usa uno para el rostro y otro que sea exclusivamente para ojos.

*Con esto evitaras que al lavarte la car,a todavía quede una cantidad nada agradable de maquillaje en tu rostro y que tu rutina se arruine por completo

 

  • Después de haberte desmaquillado, la rutina seguirá exactamente los mismos pasos que por la mañana.

 

Es recomendable que lo hagas con tiempo antes de dormir. Con un mínimo de 30 mins. Para darle tiempo a hacer su efecto. Así no dejas la crema pegada en la almohada, en lugar de en tu piel.

 

Esperamos que esta rutina súper sencilla te convenza y cuides tu rostro con ella.

Como siempre, queremos saber que piensas

 

¿Comenzarás con la rutina?

 

Síguenos:

facebook

Twitter

Instagram

About the author
Amante de la espuma de los capuchinos y los buenos libros. Adicta al maquillaje y a los tratamientos de belleza.

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *