Natural vs Sintético: ¿qué significa y cuál es mejor para tu piel?

¿Hay alguien más aquí que esté confundido sobre los cuidados de la piel naturales y sintéticos?

Últimamente parece ser que todos estamos tratando de ser más conscientes de lo que compramos y tomar decisiones informadas sobre lo que aplicamos en nuestro rostro. Eso es bastante bueno.

Sin embargo, es un poco difícil de llevar a cabo, pues el consenso entre el campo científico y de laboratorio (químico) y el ecológico y de origen vegetal (natural), parece moverse en diferentes direcciones.

Siempre hemos escuchado cosas como “Los productos químicos son malos”, «Los productos sintéticos están causando sensibilidad» o por el contrario “Los cuidados naturales para la piel, son ineficaces”, «Los aceites esenciales pueden provocar inflamación».

Con estas opiniones tan divisivas, ¿qué debemos creer? Expertos en el cuidado de la piel tienen diversas opiniones:

La dermatóloga, Anjali Mahto comenta al respecto: «Uno de los problemas es que lo natural significa cosas diferentes para diferentes personas. En general, implica que los productos están formulados con ingredientes que se encuentran en la naturaleza, a menudo de plantas o aceites botánicos”.

Aún nos quedan muchas opciones, por ejemplo ¿cómo saber si el producto que estás adquiriendo es natural? Pues bien, la mejor manera de garantizarlo, es buscar una marca o etiqueta de certificación oficial.

Puede estar avalado por COSMOS, que tiene un estándar muy estricto, el cual garantiza que los ingredientes se cultiven sin el uso de pesticidas y solventes.

Por otro lado, el cuidado sintético de la piel, significa que los productos incorporan ingredientes de laboratorio y científicamente derivados, como el ácido hialurónico: las fórmulas están hechas con copias químicas de ingredientes naturales, explican científicos.

Históricamente, todos sabemos que las alternativas naturales han tenido problemas para mantenerse al día con los productos químicos cultivados en laboratorio, sin embargo, eso está cambiando.

La formulación con ingredientes naturales ha recorrido un largo camino. Los productos naturales de hace 15 años, no eran tan sofisticados como los que encuentras hoy en día.

Es por eso que lo natural tenía una reputación de no ser de alto rendimiento, pero ahora hay algunos ingredientes naturales extraordinarios disponibles en muchas tiendas.

Pero uno de los mayores errores que podemos cometer, es pensar que el cuidado natural de la piel es más seguro que los productos que tienen la etiqueta. Esto no siempre es cierto.

Así como hay muchos productos sintéticos son dañinos, también hay muchos ingredientes naturales que se encuentran en productos orgánicos que no son tan buenos para la piel cuando no están tratados y al no saber esto, podrían causarnos daño como irritación, descamaciones o cosas peores.

Lo cierto es que cientos de científicos y expertos en belleza han concluído que no porque un ingrediente sea natural no significa que sea mejor y solo porque un ingrediente se fabrique en un laboratorio, lo hace tóxico.

Tanto el cuidado de la piel natural como el sintético tienen sus beneficios y gran parte se reduce a tus propias preferencias. Si encuentras algo que te funcione, ya sea sintético o natural, entonces continúa usándolo.

Simplemente se trata de hacer una pequeña investigación antes de colocar algún producto en nuestro carrito de compras, todo sea por el beneficio de nuestra piel. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *