La razón por la cual no es necesario un mini fridge en tu vida

Pues sí, la verdad es que la nueva tendencia de instagram se está volviendo todo un fenómeno con el hashtag #beautyfridge.

Mini refrigeradores para guardar y mantener frío tu maquillaje: son pequeños, adorables y coloridos; y te hacen sentir como si estuvieras en una casita de Polly Pocket.

Esta pequeña nevera al parecer ha reemplazado al tradicional estante del baño como la forma preferida para guardar productos de belleza.

Este fenómeno ha renovado y generado empresas dedicadas especialmente a la creación de este producto, por ejemplo Makeup Fridge, The Beauty Fridge, Face Tory, Cooluli y Saranghae, sólo por mencionar algunos 

Todos han notado la creciente popularidad de estos mini refrigeradores, sin embargo, el famoso dermatólogo, Dr. Dennis Gross cuya sede se encuentra en Nueva York, es un poco escéptico con el tema.

El Dr. Dennis explica que un enfriador como este es innecesario, sólo otro producto más del marketing, pues cada vez que un producto de belleza es lanzado al mercado, este debe de pasar por pruebas de calidad en donde se garantice resistirá al calor, incluso del departamento más caluroso.

Dr. Dennis Gross

También afirma que los productos de belleza deben estar garantizados de no perder su eficacia incluso una vez abiertos. Si el fabricante no vende el producto en un refrigerador o no fue comprado de esta forma, entonces no hay razón para enfriar los demás productos.

Sin embargo, hay cremas y tratamientos medicinales para la piel, que sí requieren refrigeración. En este caso, el Dr. Gross dice que entonces el almacenamiento en el frigorífico, es primordial, pero en su mayor parte, sino es perecedero, no tiene caso mantenerlo frío.

Las fórmulas naturales u orgánicas podrían ser la excepción a esta regla ya que eso fue el motivo de la creación de estos pequeños refrigeradores.

La fundadora y directora ejecutiva de esta idea, Ilona Safonova, cuenta que apenas hace un año vio en instagram la foto de una amiga suya, la cual guardaba todos sus productos de belleza en una nevera para vino. 

Su amiga le contó que hacía esto porque todos los productos que utilizaba para el rostro, eran orgánicos y necesitaban refrigerarse, pues tienden a caducar después de un mes o incluso menos.

“Todos los productos de belleza pasan por una prueba de calidad, sin embargo, cuando hablamos de productos naturales para el cuidado de la piel, es beneficioso almacenarlos en un ambiente más fresco ya que así evitaremos que se oxide. Así que por eso pensé: ‘¿por qué no crear un refrigerador lindo y fácil de usar para una rutina del cuidado de la piel?’”, explica Safanova. 

Todo lo anterior, no impidió que varias compañías de productos de belleza se lanzaran a producir estos mini frigoríficos, al descubrir que muchas personas guardan sus mascarillas faciales en el refrigerador de su casa.

Al salir al mercado, la popularidad y demanda de estas mini neveras, creció de forma acelerada y lo demás, es historia.

Aunque las mini neveras no son nada baratas, muchos influencers, se han dado a la tarea de popularizarlos, por tener ese factor instagrammeable, ser visualmente atractivos y que nos hace sentir como si estuviésemos en un spa. 

Es inevitable verlos la primera vez y desear uno. Sin embargo, aunque las opiniones son diversas, la decisión de utilizar uno, es personal.

Después de todo, una vez que comienzas a enfriar tus productos de belleza, se vuelve parte de tu rutina y ya no puedes volver atrás. 

Puedes adquirir estas mini neveras en muchos sitios web oficiales o buscarlos en Ebay, Amazon y hasta en Mercado Libre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *