¿La medalla más grande es ser mamá?

Hoy las redes sociales enloquecieron por la felicitación que Gatorade hizo-con faltas de ortografía-a la clavadista mexicana Paola Espinosa.

En el comunicado se dice que «la medalla más grande es ser mamá» y ella lo recibió con agrado, diciendo y afirmando que sentía exactamente eso. ¿Qué está mal aquí? Nada, solo que Gatorade es una marca escuchada por mucha gente y hay a quienes no les gustó saber que «la realización más grande de una mujer es ser madre» pero eso ya lo sabíamos, es un arquetipo conservado a través de los siglos, generación tras generación y lo vivimos día a día. En el poco tiempo que tengo de casada aprox 1 año y medio, ya hay gente que me pregunta para cuando tendré hijos, si ya me encuentro embarazada a lo que siempre respondo con un «no» acompañado de mi cara de terror.

Me atrevo a decir, que habemos (tal vez pocas) mujeres que no pensamos en reproducirnos en un corto mediano plazo o tal vez ni a mediano o largo plazo. Esto es porque tenemos otras prioridades en la vida o simplemente no nos encanta la idea de ser mamás. El chiste es respetar ambas visiones, la gente que anhela tener hijos tienen sus razones y quienes no, también, por lo que sería bueno dejar de lado el feminismo y el machismo y respetar las decisiones de cada quien, digo, para empezar de la mujer que es la que alberga al bebé en su cuerpo durante nueve meses y la que finalmente pasará por el parto, noches en vela, chupones, mamilas y pañales explotados.

Le debemos un poquito de respeto (o mucho) a quienes deciden tener este compromiso de por vida y dejar la critica de lado. Después de todo, todos nosotros venimos de una mujer que un día decidió (o ‘le tocó’) ser madre.

 

-La Editora

About the author
Amante de la espuma de los capuchinos y los buenos libros. Adicta al maquillaje y a los tratamientos de belleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *