La coleccionista Sandy Schreier es homenajeada por The Costume Institute

El próximo 27 de noviembre, el Costume Institute del Metropolitan Museum of Art, inaugurará su exposición In Pursuit of Fashion: The Sandy Schreier Collection.

Para aquellos que no saben mucho del tema, Schreier es una de las más reconocidas coleccionistas de moda.

Se dice que durante el último medio siglo ha acumulado un enorme tesoro de vestidos de alta costura de Cristóbal Balenciaga, vestidos únicos de Fortuny y accesorios kitsch de Karl Lagerfeld y Moschino.

Su padre trabajaba en Russeks (una gran tienda departamental de Nueva York que vendía ropa y accesorios de lujo) y desde muy pequeña ella solía acompañarle al trabajo.

En esa época era poco común comprar un vestido y repetir su uso, así que un día se armó de valor y comenzó a pedirle los vestidos ya usados a las señoras de alta sociedad que visitaban la tienda.

Fue ahí donde poco a poco comenzó su gran colección, pues ella jamás ha usado esos vestidos; simplemente se enamoró de la moda y decidió guardarlos en una enorme colección que hasta la fecha se estima, suma más de 15,000 piezas.

Con poco más de 70 años de edad, Schreier ha prometido regalar muchas de sus mejores piezas a The Costume institute y 80 de estas piezas estarán en exhibición en el museo durante este invierno.

Antes de la inauguración de la exhibición, el Costume Institute ha compartido en redes sociales una vista previa de los conjuntos de Schreier, fotografiada por Nicholas Alan Cope para el catálogo de la exposición.

Vestido de noche Du Barry de Christian Dior (1905–1957) para House of Dior. Parte de la colección otoño/invierno 1957–58.

En una entrevista, Sandy comentó que fue también gracias a Vogue que comenzó a sentirse atraída por el mundo de la moda, ya que en cada vestidor de Russeks había una copia de la revista.

Ella cuenta que desde muy pequeña, incluso antes de saber leer, se tendía en el suelo del departamento de pieles mientras su padre trabajaba, y miraba todas las hermosas fotos de Vogue, las cuales, aunque no sabía de qué trataban, causaron un gran impacto en ella.

A continuación te mostramos algunas de las piezas y accesorios que estarán disponibles en esta increíble exposición y que serán también un regalo de Sandy Schreier para el Metropolitan Museum of Art.

Conjunto para la tarde, de Cristóbal Balenciaga (1895–1972) para la Casa de Balenciaga. Colección 1956.
Guantes, Franco Moschino (1950–1994) para Moschino Couture. Colección de la década de 1980. 
Vestido para la tarde, Jeanne Victorine Margaine-Lacroix (1868–1930) para Maison Margaine-Lacroix. Colección aproximada de 1913
Collar, Maison Gripoix (fundado en 1869) para la Casa Chanel (fundada en 1913) Colección de 1938
Vestido de noche, Cristóbal Balenciaga (1895 – 1972) para la Casa de Balenciaga (fundada en 1937) Colección del verano de 1961. 
Vestido, Karl Lagerfeld (1938 – 2019) para Chloé (fundada en 1952). Parte de la colección primavera/verano 1984.
Vestido, Madeleine y Madeleine. Parte de la colección de 1923
Vestido de noche, Gilbert Adrian (1903-1959). Parte de la colección de otoño de 1945.
Conjunto, Yves Saint Laurent (1936– 2008) para House of Dior (fundada en 1947). Colección de primavera/verano de 1958
Conjunto, Patrick Kelly (1954–1990). Parte de la colección otoño/invierno 1988–89.
Vestido de noche, Jean Dessès (1904–1970). Colección otoño/invierno 1953–54.
Vestido de noche. Sin nombre del diseñador, probablemente francés. Fecha aproximada entre 1925 y 1928.
Conjunto Breakfast, Christian Francis Roth (1969) Parte de la colección  primavera/verano de 1990.
Capa para la tarde, Maria Monaci Gallenga (1880-1944). Colección aproximada de 1925
Vestido de noche, Madeleine Vionnet (1876–1975). Parte de la colección de la primavera de 1931.
Portada del catálogo de la exhibición

La exposición, In Pursuit of Fashion: The Sandy Schreier Collection, incluirá 80 de los 165 regalos prometidos de la Sra. Schreier, que abarcan 96 años de historia de la moda.

El elemento más antiguo exhibido será una ilustración de 1908 de un conjunto de Paul Poiret y el más nuevo será un sombrero Philip Treacy de 2004

Sandy Schreier ha comentado lo agradecida que se siente con el Metropolitan Museum of Art, ya que a pesar de tener dos libros y hasta películas en las que ha sido mencionada, es con esta exposición con la que siente está teniendo su verdadero momento en el estrellato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *