Hablemos de Primers ¿Los necesitamos o no?

Los primers de maquillaje no sólo crean un lienzo liso, sedoso y sin poros para que tu maquillaje se adhiera a tu piel, sino que también ayuda a que este maquillaje de cara (y hasta de ojos) permanezca todo el día en tu rostro sin desvanecerse o resecar tu piel.

Lo primero que debemos de saber es que los Primers serán nuestros mejores amigos del maquillaje.

Así que no hay pretextos como: “Pero mi piel es grasa, no necesito ponerme más cosas pesadas en el rostro” o “¡Mi piel es muy delicada, no puedo ponerme más que mi base de maquillaje encima!” o hasta “¡Una vez lo probé y fue terrible!”

Déjame decirte todo lo anterior se debe a un sólo factor: es porque no has utilizado el primer adecuado para tu tipo de piel.

Así que no temas más, esta vez en Glossom hablaremos sobre los Primers, qué son, cuándo deben utilizarse y los adecuados para diferentes tipos de piel. Estamos seguros que encontrarás el adecuado para ti.

¿Cuál es el propósito de un primer?

La única respuesta válida aquí es: Para que tu maquillaje se vea 1000% mejor. Así de simple. 

Los primers de maquillaje son básicamente una fórmula de gel, crema o líquido que, cuando se aplica sobre la piel, rellena los pequeños pliegues, los poros grandes, los parches escamosos y las texturas irregulares.

La base de maquillaje básicamente difumina, oculta y alisa la textura de la piel. Además, ayuda a que tu maquillaje se quede sobre tu rostro durante horas, más de lo que normalmente lo haría, incluso en temperaturas súper húmedas y calurosas.

¿Necesitamos utilizar Primer?

Bueno, cuando se trata de maquillaje bien podrías no usar nada o utilizar algo tan natural que sólo tu sepas que te aplicaste un poco de base de maquillaje.

Sin embargo, si eres de las que a las tres horas parece que se acaba de levantar porque el maquillaje se ha ido o si aplicaste un poco de delineador de ojos y de pronto pasas frente a un escaparate y te ves con ojos de mapache, entonces quizá deberías reconsiderar el usar un primer.

Y si aún así eres de las que siguen dudando y necesitas pruebas, aquí un ejemplo de cómo se ve la aplicación de un maquillaje con y sin primer a lo largo del día.

A la izquierda dos aplicaciones de Revlon Photoready. A la derecha el mismo maquillaje pero con una aplicación de primer antes.

A la izquierda, un toque de sombra tono Bronce. Se puede notar de inmediato la irregularidad y la poca pigmentación que ofrece sin un primer. A la derecha, el mismo tono de sombra pero con un primer. 

Ok, ahora que has visto las pruebas tangibles de lo que un primer puede hacer por ti, viene otra pregunta igual de importante…

¿Qué Primer debería comprar?

Hay cientos de Primers diferentes en el mercado, incluso hay primers para labios, para pestañas y hasta para las sombras de ojos.

Así que hay que saber que los primers faciales tampoco son iguales: existen primers hidratantes para pieles secas; matificantes para pieles grasas; primers con corrección de color para enrojecimiento y aproximadamente otros 20 tipos de acabados y consistencias.

Pero antes de asustarnos por la enorme variedad, hay algo que deben saber: en realidad, todos los primers se reducen a dos categorías importantes: fórmulas a base de silicón o a base de agua.

Primer a base de silicón vs Primer a base de agua

Bien, pues resulta que los primers de silicón le dan a tu rostro una sensación súper suave y sedosa, o cual permitirá que tu maquillaje se deslice sobre tu piel sin hacer resaltar los poros y arrugas.

Las siliconas también forman un pequeño escudo protector sobre tu piel, atrapando la humedad para mantenerla hidratada y protegida.

Para saber si un primer contiene silicón, deberás leer la etiqueta y ver si uno de los primeros cinco ingredientes termina en -cone o -siloxano (dimeticona, polisilicona, trisiloxano, ciclopentasiloxano, etc.).

Mientras que los primers a base de agua, son esencialmente humectantes livianos que hacen que tu piel se sienta ligeramente humectada .

Sin embargo, si ya estás utilizando una crema hidratante, utilizar un primer a base de agua no te molestará en nada, pero tampoco te beneficiará.

Además, debemos reconocer que los primers a base de agua no causan el mismo efecto de suavizado y relleno que hacen los que son a base de siliconas.

Esto no quiere decir que sólo por eso las bases de silicona son mejores, ya que aquí entra otro factor: algunas personas detestan la sensación que dejan las siliconas en el rostro.

Bueno, pero entonces ¿Cuál es el mejor Primer del mercado?

La respuesta a esta pregunta depende únicamente de ti, tus gustos, necesidades y del tipo de piel que tengas, lo que significa que tienes que probar algunos antes de decidirte cuál es el mejor para ti.

Hay excelentes opciones en el mercado:

Matte Primer Can’t Stop Won’t Stop de Nyx Professional 

Este cómodo primer mate prepara tu tez para una aplicación de base súper suave y un acabado mate magnífico.

Basta con extender este cremoso líquido de manera uniforme sobre la piel y dar toquecitos para distribuirlo.

Puedes comprarlo en Liverpool

Hydrating Primer de E.L.F.

E.L.F. nos trae este primer hidratante que transforma tu rostro en un lienzo impecable y suave, ideal para una aplicación de maquillaje de larga duración. 

Su fórmula está infundida con uva, vitaminas A, C y E para ayudar a estimular la tez e hidratar la piel.

Puedes comprarlo en Walmart

Primer Photoready de Revlon 

El Primer Photoready de Revlon reducirá la apariencia de poros y líneas de expresión.

Tiene un tono rosado que ayuda a equilibrar el tono y textura de tu piel, creando un acabado perfecto en tu maquillaje y así lucir un cutis más fresco.

A la venta en Sanborns

¿Cómo se aplica el primer?

La respuesta a esta pregunta es de lo más simple: sólo deslizalo por tu piel antes de aplicarte maquillaje.

No tienes que hacer mil y un trucos para aplicarlo, sin embargo, hay algunas reglas que debemos tomar en cuenta al aplicarlo:

1.- Los primers trabajan mejor en una piel limpia y recién humectada. Claro, deberás esperar al menos unos cinco minutos para que tu humectante se absorba antes de aplicarlo.

2.- Con sólo usar una gota del tamaño de un guisante para toda la cara, será más que suficiente.

3.- Espera al menos 60 segundos para que tu primer se fije a tu piel antes de aplicar tu base o corrector.

¿Puedes usar primer y no ponerte maquillaje?

Sí, claro que puedes. Si tienes una piel muy seca y utilizas un primer a base de agua, básicamente estarás agregando otra capa de humedad a tu piel y dependiendo del primer, quizá hasta incluso algo de corrección de color o brillo.

Y si estás usando un primer a base de silicón, estarás matizando tu rostro, borrando poros y atrapando la humedad en tu piel para evitar que se seque.

Como puedes verlo, usar un primer sin maquillaje puede brindarte grandes beneficios para el cuidado de la piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *