¿Exfoliación casera? Te contamos qué debes y lo qué no debes hacer

Como si fueras a un spa o al salón, puedes realizar exfoliaciones caseras con toda la seguridad de que tu piel recibirá el mejor trato con los productos que muchas marcas han perfeccionado.

Sin embargo, aún hay muchos pequeños detalles que debes tomar en cuenta si vas a realizar este procedimiento de belleza por ti misma.

La forma de hacerte una exfoliación casera viene en una gran variedad de formas que van desde los ingredientes en el producto hasta los métodos de aplicación.

Los beneficios que nos da este paso en nuestra rutina de belleza van desde lograr una piel súper suave y útil hasta el tratamiento del acné y la mejora del tono de la textura y las anomalías de la pigmentación.

Facial Radiance Pads de First Aid Beauty
Disponible en Dermstore

Debido a que hay innumerables tratamientos en el mercado con diferentes ingredientes, como ácido glicólico, ácido láctico, alfa hidroxiácido y ácido cítrico, por nombrar sólo  algunos, en Glossom decidimos darte una mano para analizar algunos productos y puntos que necesitas saber antes de exfoliar tu piel en tu hogar:

Hazlo: Lee los ingredientes

Sí: leer la etiqueta es muy importante cuando se trata de productos de cuidado de la piel, ya que es extremadamente importante al elegir el exfoliante que vamos a utilizar. 

Si no eliges bien, es posible que no pase a más de un leve ardor, sin embargo, en los casos más graves, tu piel podría pelarse y enrojecerse, provocando el efecto contrario a lo que queremos lograr.

AHA 30% + BHA 2% Peeling Solution de The Ordinary
Cómpralo en The Beauty Box México

La parte más importante es saber elegir los ácidos correctos para tu tipo de piel y objetivo

Si deseas mejorar el tono y la pigmentación de tu piel, entonces prueba productos que contengan AHA como el ácido glicólico y láctico.

Los BHA como el salicílico, son buenos para la piel propensa al acné ya que ayudan a controlar la grasa

No lo hagas: No dar demasiada importancia a los porcentajes

Es posible que en ocasiones veas un producto a base de ácido que dice tener cierto porcentaje de ácido en su fórmula.

Un exfoliante con un 20% de ácido glicólico es algo completamente diferente a una con 20% de ácido salicílico.

El consejo de expertos es empezar con el producto que tenga menor porcentaje y cuando nuestra piel se haya acostumbrado, comenzar a subir la dosis poco a poco.

Exfoliating Peel Pads de Alpharet
Pídelas en Sephora

Si tu piel es madura y tiene un daño mayor por el sol, entonces el porcentaje de ácido glicólico sí tendrá que ser mayor.

El envejecimiento de la piel se puede tratar con hasta un 20% de ácido, sin embargo, agrega, si tienes una buena rutina de exfoliación, los resultados se verán casi independientemente de la concentración.

Hazlo: Pruébalo primero 

Siempre debes tener cuidado con el ácido glicólico, ya que este puede causar quemaduras químicas si es demasiado fuerte y aquellas personas con tonos de piel más oscuros deben tener mucho cuidado con las exfoliaciones químicas. 

La piel morena tiene más probabilidades de sufrir hiperpigmentación e incluso quemaduras químicas, así que comienza con una exfoliación de menor resistencia y ve ascendiendo la dosis conforme pasa el tiempo.

Si tu piel es sensible, puedes probar primero el producto aplicándolo detrás de la oreja antes de aplicarlo en todo tu rostro.

Triple Berry Smoothing Peel de Renée Rouleau
Disponible en Amazon

No lo hagas: exagerar con la preparación de tu piel

El uso de un exfoliante no requiere tanta preparación, realmente, bastará con que limpies suavemente tu piel; es una excelente idea usar un producto con glicerina, manzanilla u otros ingredientes calmantes.

Antes de aplicar tu exfoliante, asegúrate de que tu piel no tenga maquillaje y esté limpia de grasa: no hay necesidad de una mayor exfoliación o tonificación, porque una  combinación así, puede abrumar tu piel

Tampoco lo hagas: Hacer algo que pueda
irritar aún más la piel.

Mantente alejado de exfoliantes, lasers, productos con ácido y cualquier tratamiento de depilación durante las primeras 24 a 72 horas.

Obviamente antes y después de tu exfoliación tampoco es buen momento para disfrutar de un día al sol. Sin embargo, si la exposición al sol es imprescindible, entonces asegúrate de aplicar protector solar.

Skincare Alpha Beta Universal Daily Peel de Dr. Dennis Gross
Pídelo en Sephora

Hazlo: Dile adiós a los retinoides, la vitamina C
y otros productos con ácido.

Sí, lo sentimos pero si quieres utilizar un tratamiento exfoliante, tendrás que olvidarte temporalmente de estos ingredientes que, en otras ocasiones, hacen cosas increíbles con tu piel.

Antes de cualquier tipo de exfoliación con productos dirigidos a esto, tendremos que editar nuestra rutina de cuidado de la piel para que nuestra piel no se vuelva sensible, lo que puede provocar enrojecimiento o incluso una mala reacción.

Así que antes de aplicarnos un tratamiento exfoliante, olvídate de aplicar productos a base de retinol, vitamina C, AHA y BHA, durante dos o tres días antes de la exfoliación.

Exfolicate de Kate Somerville
Cómpralo en Mercado Libre

Hazlo: Usa productos suaves para el cuidado de la
piel después de una exfoliación

Busca productos que agreguen humedad y nutrición nuevamente a la piel tratada.

Prueba con un humectante general no comedogénico o también puedes utilizar un humectante leve a menudo con una textura suave y esponjosa.

¿Qué te han parecido estos consejos para exfoliar tu rostro?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *