Estas son las 5 reglas básicas para usar retinol

En algún momento de la historia, el lápiz labial fue el mejor amigo de una chica, sin embargo, hoy en día ese lugar está reservado para el retinol, la respuesta moderna al cuidado de la piel.

Considerado como uno de los únicos ingredientes activos que realmente puede cambiar la calidad de tu piel, el retinol es altamente recomendado por dermatólogos y facialistas  como parte de toda rutina de cuidado de la piel dirigida a ciertos problemas en específico.

Investigaciones han demostrado que el retinol puede ayudar a atacar directamente las líneas finas y la pigmentación, además de aumentar la producción de colágeno y mejorar la renovación de las células de la piel, lo que lleva a una tez más brillante y más lisa.

Sin embargo, a pesar de la total aprobación de los expertos, el trabajar tu piel con retinol es un apartado del cuidado de la piel que puede resultar bastante confusa para los consumidores, dada la gran cantidad de diferentes tipos de retinoides en el mercado que además poseen diferentes nombres.

Así que al tratar de simplificar las cosas, en Glossom investigamos cuáles son las cinco reglas básicas para utilizar retinol y no fallar en el intento y obtener resultados prometedores.

Regla 1: no necesitas comprar un retinol con receta médica
para obtener buenos resultados

Daniel Isaacs, director de investigación de Medik8, una marca de culto reconocida por sus productos de retinoides de venta libre, dice que hay una razón por la cual todos conocemos el retinol: es probado y confiable en numerosas revistas dermatológicas.

Esto significa que este producto se ha sometido a rigurosas pruebas clínicas para que el uso de este producto sea seguro y de que el ingrediente realmente funcione.

Cuando se aplica retinol a la piel, este experimenta dos conversiones, primero, se convierte en retinaldehído y después en ácido retinoico.

El ácido retinoico es la forma activa de vitamina A que ayuda a desencadenar la renovación celular y la producción de colágeno.

Mientras que el retinaldehído es conocido en el mundo científico como una vitamina A de nueva generación, la cual puede proporcionar resultados hasta 11 veces más rápidos que las formas más básicas del retinol, ayudando a reconstruir el colágeno, además de tener propiedades antibacterianas, lo cual lo hace excelente para pacientes con acné.

Entre los componentes del retinol, también tenemos el retinoato de retinilo, una molécula híbrida que fusiona retinol y ácido retinoico

Esta se encarga de mejorar la actividad antienvejecimiento del retinol, pero sin los efectos secundarios irritantes del ácido retinoico.

Es capaz de aumentar la producción de colágeno y la reparación de arrugas hasta ocho veces más que el retinol estándar.

Otra de las ventajas del retinoato de retinilo es que es mucho más estable a la luz solar, lo que significa que se puede usar de día y noche para obtener resultados más acelerados.

Cabe resaltar que como dijimos al inicio, ninguno de estos compuestos necesita receta medica para comprarse.

Si aún así quieres resultados más acelerados o tienes problemas muy fuertes de pigmentación, lo más recomendable es que acudas con un dermatólogo y te asesore sobre el uso de otros retinoides más efectivos para tu caso.

Regla 2: elige tus porcentajes sabiamente

Después de encontrar el tipo de retinoide adecuado para ti, es hora de considerar la fuerza del producto que elijas.

Si quieres probar primero con un retinol sencillo, entonces te recomendamos comenzar con un producto que contenga al menos 0.1% de retinol o incluso uno que contenta una fuerza del 0.2%. Es mejor entrar en este mundo con precaución, especialmente si tienes piel sensible.

Las fórmulas que cuentan con tecnología de liberación prolongada también son una buena opción, ya que la vitamina A se inyectará lentamente en tu piel durante la noche, reduciendo el riesgo de cualquier irritación o sensibilidad potencial.

Regla 3: lento pero seguro

El retinol puede causar irritación cuando se usa por primera vez, así que comienza a usar este producto una o dos veces por semana y ve aumentando gradualmente durante las noches.

Una vez que tu piel comienza a tolerar el producto, entonces podrás comenzar a maximizar el porcentaje del retinol para ver otro tipo de resultados.

También hay otras formas de minimizar la irritación: puedes aplicar una crema hidratante 20 minutos después de aplicar el retinoide, esto puede ayudar a reducir el enrojecimiento, la sensibilidad, la descamación y la resequedad, problemas que a menudo están asociados con la vitamina A.

Regla 4: no esperes resultados de la noche a la mañana

Como con todas las cosas buenas de la vida, tendrás que esperar un par de semanas y hasta meses para comenzar a ver los primeros resultados del retinol. 

Puede tomar al menos 12 semanas para ver los beneficios del uso de retinoides, aunque muchos usuarios a menudo han comentado que lleva aún más tiempo, pero finalmente los resultados varían de persona a persona y valdrá la pena la espera.

Claro, también hacemos énfasis en la constancia. No puedes esperar resultados positivos si lo aplicas sólo cuando te acuerdas y no llevas una rutina.

Regla 5: Siempre usa SPF

Un pecado capital del cuidado de la piel es no usar SPF durante el día mientras aplicas un retinoide durante la noche.

Con el poder que tiene el retinol para borrar manchas y arrugas, es normal que haga que nuestra piel sea particularmente susceptible al sol, porque este producto hace que nuestras células de la piel pierdan algo de su acción protectora, por lo que es esencial usar un SPF alto para evitar daños en la piel.

A continuación te dejamos los cuatro productos más populares con retinol:

Retinol B3 Serum de La Roche-Posay
A la venta en Amazon

Perfectionist Pro Rapid Renewal Retinol Treatment de Estée Lauder
Pídelo en El Palacio de Hierro

Intense Night Oil Rosehip and Retinoid de Votary
Puedes comprarlo en Ebay

Advanced Retinol 1.5% Complex Night Concentrate de No7
Adquiérelo en Mercado Libre

¿Qué te parece? ¿Usas actualmente algún retinoide?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *