El futuro de los probadores de belleza después del coronavirus

Hay que ser francos y muy realistas: a partir de este punto en la historia, nada volverá a la normalidad.

Claro, esta declaración debería aplicarse a cualquier cosa, pero en este caso particular, hablamos del mundo de la belleza. Específicamente más a las pruebas y mostradores de productos de belleza.

En un mundo post-Covid-19, toda la situación cambia radicalmente y más cuando aún no tenemos la certeza de contar pronto con una vacuna y de saber que se ha convertido en una enfermedad endémica

A pesar de esto, muchos lugares han comenzado a aflojar sus restricciones de confinamiento y cierre de algunas tiendas.

Muchos negocios han comenzado a reabrir, incluidos algunos entornos minoristas de alto contacto y alto riesgo como Sephora.

Pero hay que dejar las cosas bien claras: el hecho de que el Covid-19 nos haya hecho conscientes del riesgo con las demostraciones de productos en la tienda, no significa que nunca haya existido la contaminación de estos productos de prueba.

Pensemos en aquellas personas que, antes de esta pandemia, incluso llegaron a tener una infección de herpes después de usar muestras de lápiz labial, o que tuvieron otros tipos de infecciones bacterianas o virales por usar esas muestras compartidas con cientos de usuarios.

Las bacterias y los virus (incluido el Covid-19) pueden transmitirse a través del contacto de persona a persona y el contacto con la superficie, lo que hace que sea bastante peligroso practicar el muestreo cosmético comunitario.

En general, los probadores de belleza tienden a contener muchas bacterias y en esta época de Covid-19, donde sabemos que esta enfermedad puede propagarse por contacto directo o exposición en el aire, sería muy arriesgado exponerse a algo que otras personas han probado en sus labios o piel.

Hay todavía muchos datos inciertos sobre el virus y aún se están desarrollando estudios e investigaciones, sin embargo sí sabemos que este virus puede vivir durante horas y hasta días en ciertas superficies.

Esa longevidad se traduce en un mayor riesgo de exposición, contaminación y propagación, especialmente porque los probadores de maquillaje tienden a aplicarse cerca del área de los ojos y la boca, que se consideran sitios de la mucosa.

Estas superficies mucosas de nuestro cuerpo, pueden absorber más fácilmente los virus y bacterias a los que nos encontramos expuestos diariamente.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, no es sorprendente que los minoristas de belleza se despidan de los muestreos tradicionales, y promuevan una desinfección extrema, las pruebas sin contacto, las muestras de un solo uso y hasta las cajas de suscripción.

Las tiendas tomarán medidas de seguridad adicionales

Para garantizar que todos los empleados estén sanos, que todas las superficies estén desinfectadas adecuadamente y que todos los clientes estén seguros, Sephora ha anunciado sus nuevas pautas de salud e higiene, mientras que otras tiendas han lanzado diversos estándares de compras seguras.

Por el momento tenemos las más conocidas hasta el momento: protección facial con careta y cubrebocas obligatorios para los asociados de ventas, mayor limpieza de tiendas y métodos de pago sin contacto.

Muchas tiendas están comenzando sus protocolos haciendo por las mañanas un control de temperatura para los empleados.

Otras tiendas incluso contarán con cubrebocas desechables para las personas que lleguen a las tiendas y desinfectante para manos en todas partes. También se habla de limitar la cantidad de personas permitidas para alentar el distanciamiento social.

El muestreo en la tienda se limitará a interacciones individuales y sin contacto

Algo que ha sido cancelado definitivamente, son los probadores de cosméticos, que normalmente se exhiben para que los clientes los prueben a su conveniencia.

Si por otro lado, quieres probarte algún cosmético de color, entonces tendrás que dirigirte con un empleado que colocará un poco sobre una paleta desechable que te entregará y tu mismo lo tomes para aplicártelo.

Del mismo modo, Sephora ha adoptado una política de no tocar. Los clientes ya no podrán recoger y tocar los probadores o aplicar productos a sí mismos.

Marcas como Lawless incorporará gráficos de rostros en sus demostraciones en donde se permiten probadores de pantallas. Los asesores de belleza podrán aplicar productos a estos cuadros para mostrar las técnicas de aplicación que el cliente puede llevar a casa para replicar.

Afortunadamente, existen muchos clientes conscientes que están más que a favor de estas nuevas reglas ante los probadores de maquillaje. 

Habrá un aumento en muestras individuales

Hasta que exista una vacuna, los consumidores solo se sentirán cómodos probando sus productos desde mini muestras individuales que vendrán selladas con seguridad. 

Sin embargo, aquí viene otro gran problema: las marcas y empresas están buscando la manera de hacer estas muestras de forma ecológica. 

Las muestras individuales pueden ser una victoria para nuestra seguridad, pero si no se hacen con precaución, serán una pérdida para la sostenibilidad.

La gran mayoría de los envases de plástico utilizados para productos de belleza no se reciclan, ya sea debido a su clasificación o tamaño incorrectos para pasar la prueba de reciclaje.

Estos plásticos eventualmente terminan en vertederos o cuerpos de agua, donde continúan dividiéndose en partículas micro plásticas más pequeñas y más peligrosas hasta el final de los tiempos.

Después, estas partículas se infiltran en el aire y el suelo y son consumidas tanto por la vida marina como por los humanos.

Considerando el hecho de que tenemos dos crisis, el coronavirus y el cambio climático, no hay forma de que ignoremos la opción de hacer todos los productos de forma sustentable. 

Lo genial de todo esto, es que existen muchas marcas utilizando muestras de vidrio, pues el vidrio es infinitamente reciclable, mientras que no pasa lo mismo con el plástico, pues una misma pieza solo puede reciclarse una o dos veces.

Otra de las grandes ventajas que tendrán las muestras individuales, será frenar las devoluciones de productos. 

Por lo general existen personas que tienden a devolver seguido el producto que compraron, ya sea porque no les agradó, compraron por error o no cumplía sus expectativas, pero con las mini pruebas, próximamente el consumidor podrá evitar estas devoluciones.

Las cajas de suscripción tendrán su momento de fama

Muchas personas están de acuerdo en que por el momento la forma más sensata para conseguir las muestras individuales de tus productos es apoyándonos en las cajas de suscripción

Aquellos que todavía no estén dispuestos a arriesgarse a ir a las tiendas para conseguir un par de muestras o comprometerse con productos de tamaño completo sin antes haber sido probados, entonces pueden comenzar a considerar comprar cajas de suscripción de algunas páginas, revistas o marcas, las cuales están llenas de productos de muestras y son entregadas hasta la puerta de tu casa.

Aunque nos duela admitirlo, con tantas alternativas sin contacto o de bajo contacto disponibles y debido a esta pandemia, estamos seguros que no volveremos a ver un estante lleno de muestras que podamos tomar libremente y probar hasta el cansancio.

Todavía falta mucho para pensar que se acabó la pandemia, así que cualquier precaución, por pequeña que sea, nunca está de más ¿Qué piensas al respecto?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *