¿Cuarentena? No te preocupes: es tu oportunidad para cambiar tu rutina de belleza

En esta época de distanciamiento social, muchos de nosotros hemos sido responsables o tuvimos la oportunidad de quedarnos en casa trabajando para evitar más contagios.

Aunque se trata de un encierro forzado y las cosas en el mundo parecen ir mal, tenemos que ver lado positivo y hacernos a la idea de que no todo tiene que ser malo y oscuro.

Si eres una persona muy activa, extrovertida y estos días de cuarentena te has sentido mal por permanecer encerrada en casa, no te preocupes, en Glossom te traemos unas cuantas ideas con las que llenar tu exceso de tiempo libre que no sólo serán mirar Netflix o videos de gatitos en internet.

Créenos cuando te decimos que aunque creas tener tu habitación en orden y bajo control, si buscas a profundidad, te darás cuenta que no es así.

Si abres tu cajón olvidado, ese donde guardas todos los productos que sólo utilizas para ocasiones especiales, te darás cuenta de lo desordenado que está y de que, posiblemente, ya tengas varios productos secos o caducos.

Y esa limpieza de closet ¡Vamos! seguramente llevas medio año posponiéndola ¿Y qué tal esa nueva rutina de cuidado de la piel que tanto has querido probar, pero que por falta de tiempo no has podido practicar?

¡Este es el momento! Te dejamos 5 increíbles y saludables maneras de pasar tantas horas en casa durante esta cuarentena, mientras esperamos pacientemente deshacernos de este virus.

1.- Si no te causa alguna alegría o peor, está caduco: tíralo

Una de las cosas más satisfactorias de hacer la limpieza de primavera es descubrir esa máscara de pestañas o lápiz labial caducados y olvidados en tu cajón, mirarlos y pensar en lo mucho que te sirvieron, para después tirarlos.

Guardar productos caducos no nos sirve de nada. Si quieres guardar la etiqueta de los ingredientes, puedes sacarle una foto para después utilizarla de guía, pero no deberías guardar el empaque de rímel o de esa base de maquillaje que tanto te gustó.

¿Para qué las necesitas? Únicamente ocupan espacio en tu cajón, estorban y quitan espacio a tus productos nuevos o peor, hasta podrían contaminar tus demás cosméticos.

Y usarlo de nuevo: No, ni se diga. Pudo haber sido tu máscara de pestañas o color de labios favorito, pero no habrá nada hermoso en contraer un ojo o unos labios infectados.

Diles adiós sin remordimiento.

2.- Tus brochas y herramientas de maquillaje no se limpian ni desinfectan solas

Tristemente no estamos en una película de Disney ni somos princesas que al cantar hagan que los artefactos se pongan a bailar y a limpiar por arte de magia; esta es la vida real y si queremos tener las cosas limpias, tenemos que hacerlo nosotras mismas.

Todas tus herramientas de maquillaje, desde pinceles hasta esponjas, deben lavarse y si es posible, desinfectarse.

Los dermatólogos recomiendan que laves tus brochas de maquillaje al menos una vez a la semana, pero si esto no es posible, entonces deberás hacerlo al menos dos veces al mes.

Te recordamos que tus brochas de maquillaje, sin importar si son genéricas o de la mejor marca, suelen recogen diariamente producto, suciedad y hasta sudor cada vez que los utilizas.

Así que no debería extrañarnos, que si los analizamos con un microscopio, descubramos la enorme cantidad de gérmenes que se fueron acumulando durante días.

Por lo tanto, si permanecen sin lavar durante semanas y hasta meses, lo único que harás será contaminar esa piel que tanto cuidas y limpias.

Lo peor de todo es que, además de aplicar brochas sucias sobre tu piel limpia, esas mismas brochas ya entraron en contacto con tu maquillaje, el cual poco a poco podría irse contaminando.

No permitas que eso suceda, en Glossom ya habíamos hecho un increíble tutorial de cómo limpiar tus brochas de maquillaje

3.- Siéntete Marie Kondo limpiando tu tocador

A ver ¿cuándo fue la última vez que miraste todos tus artículos y productos de belleza encima de tu tocador totalmente ordenados y limpios como si se tratara de una exhibición?

Si tardaste en dar tu respuesta o simplemente no puedes acordarte cuándo fue la última vez que lo viste así, entonces quizá esta sea tu misión para esta semana.

No hay nada tan bonito y maravilloso como un tocador organizado y sin polvo para que puedas encontrar todos tus productos favoritos y de uso frecuente en un lugar de fácil acceso.

Puedes usar tu imaginación y divertirte ordenándolos de diferentes formas: en orden alfabético, por orden de uso, por fechas de caducidad, por tamaño o favoritos.

Incluso puedes probar nuevas ideas de instagram o pinterest y ¿por qué no? Al final, presumir tu nuevo y lindo tocador ordenado en redes sociales.

Si quieres más ideas sobre cómo organizar tu tocador, aquí te dejamos un súper tutorial.

4.- Que no te dé miedo experimentar: juega a ser una manicurista experta

Ir a un salón de manicura puede ser una experiencia lujosa y placentera, pero ahora con la cuarentena, esto no es un servicio básico que necesitemos e incluso, puede que muchos salones de manicura hayan cerrado por prevención.

Aún así, esto no es pretexto para llevar unas uñas desordenadas y sucias. Recordemos que una de las principales normas de esta época es mantener nuestras manos bien lavadas y limpias y esto , por supuesto, incluye la limpieza e higiene de nuestras uñas.

Arreglar nuestras uñas desde casa puede tener más ventajas de las que crees: podremos ahorrar mucho tiempo y dinero al hacer nuestra propia manicura casera.

Otra ventaja es que podemos organizarnos con nuestra familia y hacer una tarde de uñas, en donde las más expertas en el tema, pueden ayudar a las que no tienen tanta experiencia.

Una tarde familiar de uñas puede levantar los ánimos de todos y enseñarnos muchas cosas sobre nuevas técnicas de manicura. 

Si tienes en tu casa los elementos necesarios para practicar con estilos de uñas más complicados como aplicación de pedrería o brillos, pero nunca te has atrevido o no habías tenido tiempo, tu momento llegó.

Para aplicar algunos adornos y elementos, no necesitas ser una experta, pues tan sólo tienes que presionar, dejar secar y quizá poner al final una capa de Top Coat para proteger.

Si al tercer día te has aburrido de ese estilo, la extracción también es fácil: solo tienes que despegar la pieza con ayuda de un poco de acetona y podrás cambiar el aspecto de sus uñas en cualquier momento sin tener que visitar un salón de belleza.

Si no tienes a la mano piedritas, brillos o stickers para uñas, no te preocupes, siempre puedes jugar con los colores que tengas disponibles en casa.

Si quieres más ideas, te dejamos esta compilación de las mejores tendencias de uñas para esta primavera 2020.

5.- Prueba esa nueva mascarilla que tenías reservada

¿Para qué la estabas guardando? Si hace tiempo compraste una mascarilla facial nueva que viste que era súper popular en internet y te decidiste a comprarla, nuestro deber es decirte que esta es tu oportunidad para probarla.

No solamente podrás disfrutar de un buen rato analizando la etiqueta con los ingredientes y disfrutando de una nueva textura, sino que también podrás aprovechar tu exceso de tiempo libre probando si esta mascarilla no provoca una reacción en tu piel.

Lo que menos queremos es que en plena cuarentena tengas que correr a buscar a tu dermatólogo porque tu piel tuvo una mala reacción con una mascarilla nueva, es por eso que antes de emocionarte aplicándola, te recomendamos hacer una prueba.

Y qué mejor tiempo que ahora, que estarás horas en casa y podrás analizar bien los efectos que esta provoca en tu rostro.

Este es tu momento para probar nuevas fórmulas, nuevos productos y hasta nuevas recetas caseras; forma tu propio spa en casa.

Sabemos que estar en cuarentena no es agradable para todos, que la situación en el exterior es preocupante, sin embargo no tiene tiene que ser motivo de tensión.

Enciende esa vela aromática y relajante que estabas guardando, cuida de tu alimentación preparando alimentos balanceados, cuida de tu salud mental leyendo noticias agradables, viendo tus programas favoritos, charlando con tus amigos y familia, haciendo un poco de ejercicio para desentumecer tus músculos.

Hay muchas cosas que podemos hacer en casa que nos ayudarán a hacer más llevadera la situación en la que nos encontramos.

¡No se desanimen! Vamos a superarlo y para levantarnos los ánimos, podemos probar nuevas técnicas de belleza, instagramear nuestros tocadores y habitaciones, preparar nuevas recetas de cocina y mucho más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *