9 tareas de belleza que habías estado posponiendo y deberías probar ahora

Aunque estemos en cuarentena, no hay pretexto para no mantenerse activos 

Quedarse en casa durante la cuarentena es solo una de las muchas maneras en que algunos de nosotros podemos ayudar a los esfuerzos del país para luchar contra el COVID-19.

Si después de tu Home Office estás muy aburrida porque no puedes ir al gimnasio, al cine o de fiesta con tus amigos ¡No te preocupes! Puedes aprovechar ese tiempo al máximo y no nos referimos a pasarse la tarde viendo Netflix o a ir a ver qué golosinas tienes en la cocina.

Es hora de ponerse al día con todas esas tareas de belleza que hemos estado posponiendo ¡Llegó el momento! Ya no hay pretexto y lo mejor es que no tenemos que realizarlas todas en un sólo día, pues tenemos todo un mes para llevarlas a cabo.

Así que si estás pasando la cuarentena 100% en tu casa o simplemente necesitas algo que te distraiga de las malas noticias, aquí hay un par de ideas que puedes agregar a tu lista de tareas:

1.- Dale una buena lavada a tus herramientas de belleza

Claro, lo más probable es que ahora que pasas todo el día en casa no te molestes en usar maquillaje.

Sin embargo, esto no significa que debas dejar que las bacterias se peguen más en tus herramientas de maquillaje, las cuales, aunque no las uses, siguen contaminándose con el medio ambiente de tu habitación o del baño.

Ya que tienes un poco más de tiempo libre, dedica una tarde a lavarlas a profundidad, dedicando una buena limpieza a cada uno de tus cepillos de cejas, esponjas, brochas y otras herramientas.

Recuerda que el lavado apropiado para estas herramientas de maquillaje es al menos una vez por semana y si eres una persona con mucho tiempo libre, se recomienda limpiarlas antes de cada uso.

Liquid BlenderCleanser de BeautyBlender
Disponible en Sephora

2.- Organiza tu tocador y todos tus productos de belleza

No hay mejor momento para sacar la Marie Kondo que llevamos dentro que ahora que estamos atrapados en casa.

Además, poner en orden nuestras cosas puede servir como terapia y convertirse en un alivio de estrés bastante efectivo.

Organizar tu tocador junto a todos los productos de belleza que posees, puede parecer una tarea titánica para muchos, sin embargo, esto dependerá de cada quien.

Dependiendo de tus gustos, puedes limpiar tu desorden y reorganizar lo que tienes a la vista, guardando en tu cajón el resto o al contrario; puedes darle más vida a tu tocador llenándolo de todos esos productos que tienes rezagados en tus cajones.

Por supuesto que esta tarea incluye reciclar, guardar, organizar, donar y hasta tirar. No te quedes con esos productos que ya caducaron o con el envase vacío de esa crema que tanto de gustó.

Recuerda que utilizar productos caducos puede traer consecuencias leves a graves en tu piel; por otro lado, conservar el envase de un producto vacío no nos sirve más que para quitar espacio.

3.- Deshazte de los productos caducos

Hablando de organizar tu colección y como ya lo hemos mencionado, es crucial que tires todos esos productos que se llevan contigo demasiado tiempo. 

Ahora que tienes suficiente tiempo disponible, es el momento perfecto para revisar todas y cada una de las etiquetas de tus productos y evitar una catástrofe futura.

Nadie quiere utilizar una base o unas sombras de ojos expiradas; cada producto caduco representa un riesgo para nuestra piel y nuestra salud.

Cualquier producto que haya estado en tu colección durante meses o hasta años, aun siendo de una marca súper conocida y de culto, deberá ser juzgada y desechada.

4.- Limpia a profundidad tus cepillos de cabello

Tus brochas de maquillaje no son las únicas que necesitan una limpieza a conciencia. Los gérmenes pueden encontrar un hogar en cualquier lugar y eso incluye los peines y cepillos para el cabello.

Lavar tus herramientas para el cabello es básicamente igual que lavarse el cabello: comienza sacando esos mechones enredados en las cerdas y después sumerge tu cepillo en un balde de agua tibia.

Aplica un poco de jabón o shampoo en las cerdas y después masajea con los dedos.

Si sientes que la limpieza con tus manos no es suficiente, entonces también puedes usar un cepillo de dientes para ayudarte a frotar entre las cerdas y obtener una mejor limpieza.

Después, enjuaga tus cepillos y déjalos secar sobre una toalla o al sol.

Esta operación puedes repetirla a la semana siguiente o al menos una vez por mes.

5.- mima tu cabello acondicionándolo a profundidad

Puede que para muchos este sea más un placer que una necesidad, pero lo ponemos en esta lista para que recuerdes todos esos acondicionadores, mascarillas para el cabello y tratamientos que llevan tiempo acumulando polvo en tu baño.

Seguramente los estabas guardando para una ocasión especial, para aplicarlos antes de una salida o una fiesta o durante uno de esos baños súper relajantes. Pues este es tu momento especial.

Si no quieres hacer todo un ritual en la ducha o no quieres llenar tu tina con bombas relajantes mientras tu cabello se acondiciona, entonces simplemente ve por lo más práctico.

Se supone que nadie debería salir de casa, por lo tanto las visitas también está restringidas hasta nuevo aviso.

Sabiendo que nadie tocará a tu timbre y te molestará a medio tratamiento, es tu oportunidad para empapar tu cabello con tu mascarilla favorita, envolverlo en una gorra de baño y disfrutar de la actividad extra que elijas. 

Déjalo reposar mientras te limas las uñas o mientras miras videos divertidos en youtube o quizá hasta mientras trabajas desde casa. 

No te olvides de poner una alarma para recordar que ha pasado el tiempo recomendado para que la mascarilla o el acondicionar trabajen. Enjuágalo como de costumbre.

Después de esto tendrás aproximadamente una semana completa de suavidad y justo ocho días después, puedes volver a probar este tratamiento.

6.- Exfolia tu cuerpo

Ahora que somos dueños de tanto tiempo libre, podemos cumplir nuestro loco sueño de vaciar todo un exfoliante corporal en nuestra rutina de ducha.

Así es: si alguna vez soñaste en consentir tu cuerpo de esta manera, entonces esta es tu oportunidad. 

Deshacerse de toda la piel muerta no solo hará que tu piel se sienta y se vuelva más suave, sino que también te mantendrá fresca a medida que aumente la temperatura rumbo al verano.

Esta rutina de ducha puedes hacerla una vez por semana o si tu piel es muy sensible puede ser una vez cada dos semanas.

7.- Hazte una manicura, cuida tus manos

Todo el lavado de manos adicional que estás haciendo puede afectar la piel de tus manos.

Para evitar esto, en lugar de lavarte menos las manos, aplica una loción ligera o una crema para manos justo después de enjuagar para evitar la sequedad.

Lamentamos decirte que en estos tiempos de contagios, las autoridades sanitarias han recomendado llevar las uñas cortas para mantener una higiene óptima.

Sin embargo, si de verdad no sales de casa y amas mucho tus uñas largas, entonces sólo debes mantenerlas súper aseadas; recuerda que durante el lavado de manos, las uñas también deben ser frotadas.

Si sus uñas se ven un poco chuecas o maltratadas, entonces es hora de reservar tiempo para una manicura rápida y casera.

Empieza por cortar tus uñas y darles una forma pareja a todas. Con una toallita limpiadora quita la suciedad extra que pudo haber quedado debajo de tus uñas.

Después de una limpieza exhaustiva, podrás aplicar una colorida capa de esmalte y hasta jugar con nuevas técnicas y colores de temporada.

8.- Arregla tus cejas o aprovecha para dejarlas crecer

Sí, sabemos que no puedes salir al salón de belleza y que por el momento no deberías darle prioridad a comprar esa cera e hilo especiales para depilar tus cejas, sin embargo  estas quizá ya comienzan a ponerse un poco salvajes.

Si este es tu caso, no te preocupes, existen varias técnicas para arreglar tus cejas sin salir de casa y si perfeccionas esta habilidad, seguramente en un futuro podrás ahorrarte cientos de pesos.

Si confías en ti misma, te aseguramos que afeitar o depilar tus cejas las ayudará a mantener su forma en buen estado.

Ya sea que uses un perfilador o una pinza para cejas, debes hacerlo con cuidado y con mucha paciencia.

Si por accidente te rasuras un espacio de más, no debes preocuparte, volverá a crecer y si te sientes incómoda, siempre puedes rellenarlo con un lápiz para cejas.

9.- Practica nuevas técnicas para maquillarte

Si bien algunas personas aprovechan este tiempo en casa como una oportunidad para no maquillarse, tu puedes hacer lo contrario.

Puedes ver esta cuarentena como una oportunidad para probar looks que nunca soñaste usar.

O quizá para tratar de imitar esos looks que tanto te gustan pero que sabes llevan mucho tiempo para realizarse.

Si comienzas a practicar ahora que tienes tiempo, en pocos días seguramente lograrás dominar esas habilidades y técnicas, pues recuerda que internet está lleno de tutoriales y tips que te pueden ayudar.

¿Qué te parecieron estos tips para aprovechar esta cuarentena?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *