7 pasos para perfeccionar tu manicura casera

Puede que necesites unos minutos de autocuidado o quizá no quieras gastar tu dinero en ir a hacerte las uñas con un profesional. 

Lo cierto es que pulir tu habilidad de la manicura casera siempre resulta ser algo bastante útil. Claro, que debemos aclarar que solo tener las herramientas y los esmaltes adecuados a mano, no nos garantiza una manicura con calidad de salón: todos sabemos que adornarse las uñas se ve muy fácil en el salón, pero en la vida real es otra cosa.

¡Pero no te desanimes! Eso no significa que no puedas lograr dominar el arte de las uñas para tu beneficio. 

Es por eso que en Glossom, desglosamos todos los pasos, herramientas y consejos respaldados por expertos para obtener la manicura perfecta en la comodidad de tu hogar.

¿Qué necesito para empezar?

Para comenzar a tratar tus uñas, hay ciertas herramientas y artículos básicos que tendrás que tener a mano:

Una lima de uñas, para dar forma a las uñas, un tampón de grano que alisará el lecho de la uña, aceite para cutículas, para suavizar y empujar las cutículas, un cepillo para uñas, para eliminar el aceite antes de pintar y obviamente tu capa base en el color que prefieras y un Top coat para el final.

1.- Dale forma a tus uñas

Primero tendrás que comenzar con la lima de uñas para ajustar las uñas a la forma que desees: redonda, cuadrada, un cuadrado redondeado o literalmente cualquier forma de uña que tu elijas.

La elección de la forma de la uña normalmente es una cuestión de preferencia personal, sin embargo debemos tener en cuenta varios factores como la forma de nuestras manos, el largo de nuestros dedos y hasta la forma natural que ya tiene nuestra uña.

2.- Suaviza la forma elegida

Una vez que hayas obtenido la forma y el largo deseado, tendrás que pulir tus uñas. Para esto necesitamos un tampón de uñas, el cual deberás frotar sobre cada uña durante unos segundos, moviéndose hacia adelante y hacia atrás, hasta que pueda sentir (y ver) que la uña está lisa.

Seguramente estarás pensando si este paso es necesario, o si puedes omitirlo cuando tienes algo de prisa, pero la verdad es que si pintas tus uñas sin antes pulirlas, sí habrá un cambio menos favorecedor que si las pules.

Puedes comprarlo en Amazon

3.- Pon atención a tus cutículas 

Primero deberás frotar un poco de aceite de cutícula directamente sobre tus dedos, después ve empujando la cutícula suavemente pero con firmeza para revelar la placa de la uña.

Algo que debemos dejar en claro es que no es recomendable cortar las cutículas en casa. Para este paso lo mejor será acudir con un experto, sin embargo, para continuar con nuestro tratamiento casero, únicamente deberemos empujar suavemente las cutículas hacia atrás

La insistencia de no cortarlas en casa es debido a que si las cortas de forma incorrecta, puedes provocarte heridas, cortadas y muchas lágrimas, o algo peor como una infección.

Puedes comprar un removedor de cutículas en Mercado Libre

4.- Lava

Podría parecer algo innecesario, pero después de aplicar aceite y empujar suavemente las cutículas, es hora de lavar ese aceite, así que aquí es donde entra el cepillo de uñas

Lo recomendable es lavar con agua y jabón tus manos y uñas mientras las frotas con el cepillo especial de uñas.

A la venta en Walmart

5.- Elige tu color base favorito

Por fin podemos empezar a pintar. Primer empieza aplicando una capa delgada de esmalte para uñas. 

Esto garantiza una aplicación de color más uniforme y también evitará que demasiadas capas mal aplicadas se amortiguen unas con otras.

Aplica la primera capa y deja que seque durante un minuto antes de aplicar la siguiente.

6.- Dos capas de color

Pues sí. Esta parte podrá ser muy divertida pero también podríamos decir que es la más difícil: pintar sobre tu esmalte.

En este paso tu mejor aliado será la imaginación, pues podrás adornar tus uñas con los colores y formas que desees.

Sin embargo, como todos sabemos, es más fácil decirlo que hacerlo. Uno de los mayores problemas a los que nos enfrentamos es pintar con la mano no dominante.

No debes desanimarte si manchas tu esmalte o no te queda las primeras veces. La práctica hace al maestro. Un tip que podemos darte es que empieces decorando tus uñas con formas sencillas. No te compliques tanto.

7.- Sella con el Top Coat

Para finalizar tu hermosa manicura, deberás sellarla y protegerla con un esmalte Top Coat, que ayudará a sellar tu color, lo hará brillar y evitará que se caiga.

Expertos en uñas recomiendan que apliques este esmalte transparente cada dos o tres días para evitar que los colores de tu uña se astillen.

Después de la primera aplicación de este esmalte, deberás esperar un minuto a que seque. También recuerda que debes mantener hidratadas tus manos para asegurar  que tu manicura se mantenga fresca y sus cutículas saludables.

A la venta en Chedraui

¡Y listo! Ya tienes lista tu manicura casera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *