6 cremas cremas hidratantes que salvarán tu piel

Durante la última década, las cremas hidratantes han tenido un camino sinuoso y lleno de dificultades.

Al principio todos vivíamos encantados con estas cremas, por ejemplo la crema hidratante clásica de La Mer, que resultaba ser la encarnación soñada para nuestra piel, e incluso  debatimos sin cesar si una crema Nivea podría llegar a tener el mismo efecto.

Pero después de la época dorada de las cremas hidratantes llegaron los sérums, entonces, y quizá sin darnos cuenta, llenamos nuestro tocador de estos maravillosos sueros abrillantadores, hidratantes, suavizantes y hasta reafirmantes y nos olvidamos por completo de la tradicional crema.

Sin embargo, como en todo, las viejas modas vuelven y de nuevo es tiempo de cremas hidratantes.

Además de ilusionarnos con los sérums ¿Por qué dejaron de ser tan populares? El Dermatólogo Sam Bunting, lo atribuye a la falta de confianza en las fórmulas que nos estaban vendiendo.

Este dermatólogo narra que el miedo a la crema hidratante es algo que ha visto en sus pacientes y en la comunidad de Facebook, en donde usuarios narran su miedo a utilizar cremas hidratantes por la dudosa calidad de sus fórmulas con miles de promesas.

Algunos usuarios de redes sociales apoyan esta teoría diciendo que hay demasiadas cremas hidratantes en el mercado que no cumplen lo que prometen, por lo que los consumidores han abandonado la idea de encontrar una correcta hidratación en ellas.

Sin embargo, prescindir de las cremas hidratantes no debería convertirse en algo normal: una piel sana necesita hidratación para funcionar bien y, cuando tu piel funciona bien, se ilumina.

Las cremas hidratantes de buena calidad, desempeñan un papel esencial para atrapar esa humedad en nuestra piel y reconstruir nuestra barrera protectora que se agota a través de nuestra limpieza diaria y de los desafíos ambientales.

Lo que necesitamos de una crema hidratante no debe basarse sólo en que tenga un olor delicioso o una rápida absorción, sino que retenga la humedad de nuestra piel.

Una excelente crema hidratante debe contener ingredientes que aumenten esta barrera protectora, por ejemplo ceramidas, niacinamida y otros ingredientes oclusivos, como vaselina.

Hoy en día existen cremas de excelente calidad que nos brindan beneficios adicionales y contienen ingredientes que trabajan activamente para cambiar la piel, sin la necesidad de tener todo un arsenal de sueros.

La industria de la belleza ha dado nueva vida a las humildes cremas que son tan necesarias en nuestra rutina diaria.

Por ejemplo, The Cream de Augustinus Bader, ya es un producto de culto a pesar tener sólo 18 meses desde su lanzamiento.

Puedes comprarla en Net-A-Porter, Amazon y en la página oficial de Augustinus Bader

Según creativos de la marca, han dicho que esta poderosa crema utiliza un gatillo de factores desencadenantes que incitan a tus células a trabajar más duro.

Se ha comprobado que esta crema hidratante deja una piel brillante, saludable y luminosa.

El científico detrás de esta crema, Augustinus Bader, es uno de los principales científicos biomédicos y especialistas en células madre del mundo, quien lleva muchos años trabajando con pieles que necesitan atención, incluida la de las víctimas de quemaduras.

Él ha comentado que la fórmula mágica de esta crema está basada en una comprensión de la fisiología de la piel humana. Comenta que mientras trabajaba con personas que habían sufrido heridas crónicas y diabetes, desarrolló un prototipo de crema que cuidaba y protegía la piel.

Después de su tratamiento, sus pacientes regresaban al consultorio con una piel sana y hermosa; fue así que decidió utilizar su conocimiento en biología de las células madre y en cómo estas células contribuyen a los procesos de curación para crear esta crema.

El Doctor Augustinus Bader, dice que la fórmula es como una caja de herramientas que proporciona a la piel, y a sus células madre, todo lo que necesita para arreglar las cosas que salen mal, ya sea que se trate de cosas relacionadas con la edad o daño por  contaminación.

Esta crema tiene el poder de entrenar la piel a largo plazo, ya que, según sus estudios, las cremas humectantes normales sólo tienden a trabajar sobre un par de horas y dejan la piel desprotegida en cuanto pierden su efecto.

Los resultados se verán después de tres o cuatro semanas de uso. Después de la limpieza, podrás notar una gran diferencia en la calidad de tu piel.

También existen otras cremas hidratantes que contienen ingredientes activos con resultados  impactantes, por ejemplo la crema hidratante de vitamina C con Retinol de Kate Somerville.

Esta crema está formulada con un potente dúo: vitamina C y retinol y funciona perfectamente para igualar el tono de la piel y suavizar las líneas finas de expresión.

Puedes comprarla en Nordstrom

Por otra parte, también tenemos Exuviance’s Night Renewal Hydragel, que está llena de ácidos alfa y polihidroxi que ayudan a eliminar las células muertas de la piel y refinar el tamaño de los poros. 

A la venta en Cosme De

Para aquellos que tienen una piel terriblemente estresada deberán recurrir a Comfort Cream D-Stress de Sarah Chapman, la cual cuenta con una fórmula llena de ácido hialurónico que también contiene ceramidas y un potenciador de colágeno patentado de la marca.

Adquiérela en Net-A-Porter

Después, tenemos el humectante Flawless del Dr. Sam, que está repleto de niacinamida, la cual limpia los poros a profundidad y que además es apta para cualquier tipo de piel.

Y finalmente, no deberíamos olvidar la tradicional crema hidratante de La Mer, la cual está enriquecida con el famoso caldo milagroso que contiene ingredientes calmantes derivados del mar como las algas.

Puedes comprarla en Liverpool y Palacio de Hierro

Sin embargo, no porque tengamos estas excelentes opciones, significa que debamos tirar todos nuestros sérums, pues los dermatólogos recomiendan usarlos en conjunto para obtener mejores resultados.

Si bien el mundo del cuidado de la piel ha recorrido un largo camino desde sólo  limpiar, tonificar y humectar, la crema hidratante aún debe ocupar el lugar que le corresponde en nuestras rutinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *