Limpiar tu reserva beauty será el mejor self-care de esta cuarentena

Hay muchas de nosotras que nunca hemos sido minimalistas, y al paso que vamos, jamás lo seremos.

Nos encanta tener docenas de opciones de maquillaje, ropa, cepillos para el cabello, accesorios, etc. sin embargo, tenemos que dejar en claro que tampoco es que nos guste el desorden.

Lo malo es que no nos debe extrañar que con el paso del tiempo hayamos acumulado de todo, aún cuando esa no era nuestra intención.

Estamos seguras que no es que no limpies tus cajones, pero hay que ser honestas: no siempre hacemos una limpieza a profundidad, así que seguramente todavía tenemos un desorden masivo de productos de belleza.

En Glossom hicimos una mini guía para ayudarte a limpiar y purgar tu reserva de belleza y reorganizar, limpiar e incluso donar todo aquello que has ido acumulando.

Así que si se te han acabado las ideas de qué cosa productiva hacer durante esta cuarentena, entonces, esta podría ser tu actividad perfecta.

Si te interesa la idea ¡Sigue leyendo!

Evalúa la situación

Si tienes una habitación pequeña o todo su apartamento es pequeño, quizá te veas obligada a ser más creativa con la forma en que almacenas tus productos de belleza

Primero analiza todos esos lugares en donde tienes almacenado tus productos de belleza, sin olvidarte del más mínimo rincón: los cajones de tu tocador, el armario del baño, esa cajita que tenías olvidada arriba del closet, etc.

Esto incluye esas costosas bolsas de piel que juraste que ibas a usar en alguna ocasión, pero que seguramente llevan como diez años ahí guardadas sin usarse.

Nuestro objetivo principal es reducir tu colección a solo aquello para lo que realmente tienes espacio.

Esto significa que después de sacar productos y dejar todo en orden, todos los productos tienen que tener un lugar, no estar apretujados ni apilados.

Si ya tienes un sistema de organización como una variedad de contenedores, áreas específicas en tu casa para los productos del cabello o un sitio exclusivo para tus paletas de sombras, entonces lo único que tienes que hacer es limpiar por secciones.

El proceso 

Sí, lo sabemos cada quien tiene su propio proceso cuando se trata de ordenar sus cosas: ya sea trabajando sección por sección, haciendo una purga masiva o algo con un punto intermedio.

A muchas personas les gusta ver todos sus productos beauty cada vez que abren su cajón, mientras que otros no soportan verlo así y prefieren tener todo por secciones separadas: labiales, sombras, rubores, skincare, etc.

Si necesitas hacer una purga masiva, te recomendamos tener junto de ti una caja de cartón en donde ir poniendo todos los productos que se irán.

Si eres de las personas a las que les gusta ver todo bien delimitado, puedes usar unos divisores para tus cajones y así tener todo separado por secciones.

Otro aspecto muy importante que no debes olvidar es no sólo limpiar y ordenar, sino sacar todos esos maquillajes, cremas y artículos que quizá ya caducaron.

Si esa brocha de maquillaje ya está demasiado despeinada o se le caen los pelitos, si esa crema tiene una consistencia rara o grumosa o si ese labial parecer tener buen color, pero tiene un olor raro, son señas inequívocas de que hay que decirles adiós.

Esto también aplica si tienes demasiados productos de baño en tu regadera o para aquellos que lleves siempre en tu bolso de mano.

Sin embargo, quizá no todos los productos que sacaste de tu cajón están caducos. Quizá aún tienes esa crema de muestra que te llegó por internet pero que jamás te convenció y sigue cerrada.

O quizá ese labial que te regaló ese ex novio al que siempre le dijiste que ese no era tu tono de rojo.

Para ese tipo de situaciones, bien podrías tener a la mano otra caja y hacer unas cuantas donaciones.

Estas donaciones puedes hacerlas a tu familia y amigos o incluso a alguna fundación de mujeres necesitadas a las que seguramente les llevarás un poco de alegría.

Una vez que esto cumplise esta parte, entonces has tu organización con aquellos productos que pasaron la prueba.

Si no tienes divisores para tus cajones, puedes usar cualquier contenedor limpio que no uses en casa o comprar algunos de plástico para mantener todo con mayor orden.

Por fin, el resultado final

¿Quién no ama la limpieza y organización recién hecha? Hasta dan ganas de sacarle una foto para subirla a nuestras historias de Instagram.

A menos que tengas una colección realmente masiva, entonces tendrás que disponer un día entero para esta actividad. 

Quizá sea cansado, quizá sea bastante entretenido pero lo que sí es cierto es que al final será algo bastante satisfactorio.

Además de olvidarte un poco del estrés al ver todo el desorden, ahora podrás encontrar con mayor facilidad y rapidez tus productos favoritos.

Usa tu imaginación y dependiendo de tus gustos puedes organizar tus productos por marca, colores, tamaño o hasta por el uso que les das.

¿Qué te han parecido estos tips de organización?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *