4 consejos esenciales de triunfo de la Dinastía Estée Lauder

Una entrevista exclusiva con Leonard Lauder, presidente emérito y ex director ejecutivo de Estée Lauder Companies para British Vogue.

«Llámame Lenny», dijo Leonard Lauder, presidente emérito y ex director ejecutivo de Estée Lauder Companies, hijo de la propia Estée y ahora conocido como Director de Enseñanza de ELC.

Acabábamos de pasar casi una hora hablando de la vida, el amor y lápices labiales mientras tomábamos una taza de té en el Claridge’s Hotel de Londres con el editor en jefe de British Vogue, Edward Enninful.

“Es algo que siempre recordaré como una de las experiencias más increíbles de mi carrera, que me concedieron tiempo con el Sr.Lauder (el cual es alguien tan venerado que no creo que pueda llegar a llamarlo Lenny), en uno de sus ahora raras visitas a Londres, las cuales antes eran un privilegio absoluto”, comenta Enninful.

Haber obtenido una audiencia con una de las mentes más brillantes y una de las figuras más icónicas de la industria de la belleza, es el sueño de cualquier director de belleza.

“Durante nuestro tiempo juntos, nos contó historias de su amor por el arte, el cómo reformuló los lápices labiales en barra a la forma que conocemos hoy usando sólo una cuchilla de afeitar; de cuánto disfrutó visitando Londres.

Siempre encantador, se aseguró de preguntar a Enninful sobre su propia vida laboral, pues como un querido amigo del difunto presidente Condé Nast, la revista Vogue tiene un lugar especial en su afecto.

Leonard Lauder es alguien tan agudo como una táctica, perversamente divertido y brillantemente inteligente.

La cereza del pastel llegó 10 días después en forma de una nota firmada desde Nueva York, en un papel membretado, para dar seguimiento y agradecerme el tiempo que pasamos juntos. Sin lugar a dudas, un verdadero caballero.

Lauder ahora ha puesto la pluma en un tipo diferente de papel en forma de su nuevo libro, The Company I Keep: My Life in Beauty.

Este libro trata sobre las memorias de su vida creciendo como parte de la dinastía familiar más grande de la industria de la belleza como las perlas de sabiduría que acumuló al dirigirla.

Salpicado de consejos para la próxima generación de emprendedoras de belleza de principio a fin, aquí hay algunas lecciones de vida extrapoladas del texto:

Confía en tu instinto

“El instinto es algo natural y arraigado; sin embargo, el instinto tiene su base en la experiencia.

Si tienes suficiente experiencia sobre un tema en particular, el instinto entrará en acción, pero si te encuentras dividido entre lo que te dice tu cabeza o tu corazón. Sigue a tu corazón.

Ten un toque personal

“Había visto cómo mi madre se empeñaba en establecer relaciones personales, así que seguí su ejemplo a mi manera. Si las ventas fueran buenas, adjuntaría una nota escrita a mano de felicitaciones a la asesora de belleza junto a su cheque de comisión.

Con el paso del tiempo, adquirí el hábito de escribir una vez al año a todos los que trabajaban detrás del mostrador, expresando mi reconocimiento y gratitud por su arduo trabajo. Escribiría notas individuales, no cartas de formulario de Estimados todos, y firmaba cada una».

Se decisiva

“La decisión debe estar a la orden del día. Una decisión equivocada es mejor que ninguna decisión.

No se puede hacer avanzar una empresa con un montón de decisiones sin tomar. Así que siempre toma la decisión. Si es correcto, bravo. Y si está mal, lo averiguarás rápidamente y lo solucionarás».

Hazte responsable

“Puedes delegar autoridad pero nunca puedes delegar responsabilidades. Un líder responsable, asume la responsabilidad, tanto de sus propias acciones como de las acciones y desempeño de sus equipos; hasta del miembro menos importante.

Todos están en el mismo barco, pero si hay un problema, solo tu tendrás la culpa. La pelota se detiene contigo.»

¿Qué piensas de estos consejos provenientes de unos de los más grandes magnates de la belleza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *